Trucos de la caza de la perdiz con ojeo

La caza de la perdiz con ojeo ofrece al cazador infinita variedad de ángulos, haciendo que cada disparo sea diferente.

 

El ojeo en la caza de la perdiz ofrece al cazador una gran variedad de ángulos de tiro, haciendo que cada disparo sea diferente. En esta modalidad de caza menor, los cazadores colocan sus puestos al final de una zona de gran amplitud mientras que los ojeadores se ubican en el otro extremo.

El objetivo de estos ojeadores es hacer que las perdices salgan volando en dirección a los cazadores, y, para conseguirlo, corren hacia ellos haciendo sonar una corneta. Los cazadores, ocultos en sus puestos y acompañados de una persona encargada de recargar la escopeta, están atentos para disparar a las perdices.

El ojeo finaliza cuando los ojeadores alcanzan la zona de los puestos de los cazadores, momento en el que comienza el recuento de piezas.

 

Trucos de caza de la perdiz roja con ojeo

 

Dependiendo del ángulo en el que las perdices levanten el vuelo, los cazadores pueden disparar de diferentes formas:

El tiro de frente o de pico

El tiro de frente o de pico es el más común, aunque la técnica de tiro varía según la altura de vuelo de la perdiz. Si se acerca aproximadamente a la misma altura del cazador, será suficiente con apretar la cara y disparar sobre la perdiz, pero si viene volando a unos 25 metros de altura será necesario taparla con la punta de los cañones para efectuar el disparo.

El tiro a la perdiz 45º

Otra de las trayectorias de la perdiz más comunes es aquella en las que ésta entra al puesto del cazador con un ángulo de entre 25º y 45º, lo cual nos permite controlar la rasante al vuelo y hace que el ‘swing’ sea muy cómodo.

El tiro a la perdiz en vertical

El tiro en vertical o tiro real se usa cuando la perdiz viene hacia nosotros o cuando nuestro objetivo es bajar varias perdices de una barra.

El truco está en no perder el centro de gravedad ni caernos hacia atrás al disparar, por lo que es importante colocar las caderas hacia delante durante el ‘swing’ del tiro.

El tiro a la perdiz cruzada por delante

Cuando la perdiz se cruza por delante de los puestos el tiro es notablemente más complicado. Lo más recomendable es apretar fuerte la cara de la culata, comprobar durante el ‘swing’ que llevamos el punto de mira por el rasante y aplicar un adelanto generoso sobre ella.

El tiro a la perdiz pasada

Para realizar el tiro a la perdiz pasada es importante tener un buen juego de piernas, evitando dejar los pies clavados y tirar retorcido. Si la perdiz vuela alta, el punto de mira deberá estar ligeramente por debajo del cuerpo del tirador antes de apretar el gatillo, con la cara bien apretada sobre la culata.

[Total:0    Promedio:0/5]