Ojeo de perdiz: ¿Sabes lo que es?

El ojeo de perdiz es un estilo de caza menor muy popular en España, en el que la raza de perdiz por excelencia es la perdiz roja. En El Crespo, somos expertos en el ojeo de perdiz y por esta razón queremos explicaros en que consiste este tipo de caza.

Roles del ojeo de perdiz

En primer lugar, nos gustaría destacar que en este estilo de caza menor podemos encontrar una serie de roles:

  • Cazador: Suele ser el cliente y es el participante principal de la actividad. Es la persona encargada de abatir las aves.
  • Cargador: Acompaña al cazador en el puesto de tiro. Su misión es la de ir recargando las armas a medida que el cazador gasta la munición.
  • Secretario: Al igual que el cargador. Acompaña al cazador en el puesto de tiro y se encarga de anotar sus abates. Esta información será empleada por el coto para llevar un control cinegético de las especies.
  • Ojeador: Una de las piezas más importantes en el ojeo de perdiz. Estas personas se apostan al otro lado del terreno, equipados con palos, pañuelos y otros elementos para hacer ruido y asustar a las aves, para que salgan volando en dirección a los cazadores. La labor del ojeador no es simplemente hacer que las aves salgan volando, sino que tiene que hacerlo de forma que las aves salgan de forma natural, gradual y progresiva. De esta manera llegaran a la línea de tiro de forma continua y “chorreada”, permitiendo mayores oportunidades de disparo.

Ojeo de perdiz

Una vez tenemos claros los diferentes roles que participan en el ojeo de perdiz, es el momento de explicar cómo se desarrolla la caza.

Esta, se desarrolla en una extensión de tierra dentro de un coto de caza, en la que a un lado del terreno se apostan los cazadores, ocultos tras un parapeto, en un numero aproximado a la docena y formando un semicírculo. Los cazadores, están acompañados en todo momento del cargador y el secretario, los cuales participan activamente en la caza.

Al otro lado del terreno se apostan los ojeadores. También posicionados en semicírculo y que a toque de corneta comenzaran a hacer ruido para espantar a las aves. De este modo logran que salgan volando en dirección a los cazadores. Los ojeadores, irán andando progresivamente en dirección a los cazadores. Finalmente el ojeo de perdiz termina en el momento en que la línea de ojeadores y cazadores se juntan.

¿Eres amante del ojeo de perdiz? ¿Te gustaría aprender más sobre temas relacionados con la cinegética? En El Crespo te ofrecemos una experiencia completa para un fin de semana inolvidable. Para más información visita nuestra web sobre expertos en la caza de la perdiz roja.

[Total:2    Promedio:3/5]