Consejos para la caza de la perdiz con ojeo: equipamiento

Practicar la caza de la perdiz con ojeo es una de las actividades de ocio al aire libre más gratificantes que existen, aunque también puede resultar incómodo y cansado debido a la orografía del terreno en el que se practique o a la extensa duración de la jornada. Para evitarlo, debemos ir lo más preparados y bien equipados posible, asegurándonos de contar siempre con algunos elementos imprescindibles:

Equipamiento para la caza de la perdiz con ojeo

Atuendo

Llevar ropa cómoda es de vital importancia. Lo ideal es vestir con prendas de tonos marrones, verdes y/o caqui, fabricadas de tejidos como algodón y lana para que nos permita libertad de movimiento y mantenga nuestra temperatura corporal.

Además, es recomendable incluir guantes y gorro o sombrero en el atuendo, además de un chubasquero que poder utilizar en caso de lluvia.

Accesorios

Antes de comenzar la jornada debemos asegurarnos de que llevamos encima ciertos accesorios que pueden resultarnos útiles, e incluso indispensables, en determinados momentos. Entre otros, es recomendable contar con una linterna, una navaja, unos prismáticos, una botella de agua y una mochila en la que transportarlo todo cómodamente.

También es práctico llevar una canana en la que transportar y llevar a mano los cartuchos durante la jornada.

Armas y munición

Como ya hemos comentado en otros posts, el tipo de arma más comúnmente utilizada para la caza de la perdiz con ojeo es la escopeta paralela, mientras que la munición suele estar compuesta de perdigones del 7 u 8.

En cualquier caso, lo importante es llevar el arma en perfecto estado de uso, habiéndola revisado y limpiado a fondo unos días antes de su uso.

Además, el equipo de El Crespo se encarga de cuidar la ropa, poner a punto las armas y, en general, mantener en perfecto estado y en todo momento el equipamiento al completo de nuestros huéspedes, ofreciendo una atención personalizada, permanente e integral.

[Total:11    Promedio:3.9/5]